Mensajes

del año 2006

en Medjugorje

Mensaje del 25 de enero de 2006

“Queridos hijos, incluso hoy los invito a ser portadores del Evangelio en sus familias. No se olviden, hijitos, de leer las Sagradas Escrituras. Ponlos en un lugar visible y testifica con tu vida que crees y vives la Palabra de Dios. Estoy cerca de ustedes por mi amor e intercedo ante mi Hijo por cada uno de ustedes. Gracias por responder a mi llamada. "

 

Mensaje del 25 de febrero de 2006

“Queridos hijos, en este tiempo de gracia de la Cuaresma los invito a abrir sus corazones a los dones que Dios quiere darles. No te cierres sino, a través de la oración y la renuncia, di 'sí' a Dios y él te dará en abundancia. Como en la primavera, la tierra se abre a la semilla y da fruto cien veces mayor, así tu Padre Celestial te dará en abundancia. Estoy con ustedes y los amo, hijitos, con tierno amor. Gracias por responder a mi llamada. "

 

Mensaje del 25 de marzo de 2006

"¡Ánimo, hijitos! He decidido guiarlos por el camino de la santidad. Renuncian al pecado y emprendan el camino de la salvación, el camino que ha elegido mi Hijo. A través de cada una de sus tribulaciones y sufrimientos, Dios encontrará para ustedes el camino de la alegría. Por eso, hijitos, ¡oren! Estamos cerca de ustedes por nuestro amor. Gracias por haber respondido a mi llamada ”.

Mensaje del 25 de abril de 2006

“Queridos hijos, aún hoy los invito a tener más confianza en mí y en mi Hijo. Él conquistó con Su muerte y Su resurrección y los llama para que a través de mí ustedes sean parte de Su alegría. No ven a Dios, hijitos, pero si oran sentirán su cercanía. Estoy con ustedes y, ante Dios, intercedo por cada uno de ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado ".

 

 

Mensaje del 25 de mayo de 2006

“Queridos hijos, aún hoy los invito a poner en práctica y vivir los mensajes que les estoy dando. Hijitos, tomen sus propias decisiones sobre la santidad y piensen en el paraíso. Solo así tendrás paz en tu corazón que nadie podrá destruir. La paz es un regalo que Dios te da en oración. Hijitos, busquen y trabajen con todas sus fuerzas para que la paz triunfe en sus corazones y en el mundo. Gracias por responder a mi llamada. "

 

Mensaje del 25 de junio de 2006 (25 aniversario

apariciones)

“Queridos hijos, con gran alegría en mi corazón les agradezco todas las oraciones que han ofrecido en estos días por mis intenciones. Sepan, hijitos, que no se arrepentirán de ello, ni ustedes ni sus hijos. Dios te recompensará con grandes gracias y obtendrás la vida eterna. Estoy cerca de ti y agradezco a todos aquellos que durante estos años han acogido mis mensajes, los han transformado en vida y se han decidido por la santidad y la paz. Gracias por haber respondido mi llamada. "

Mensaje del 25 de julio de 2006

“Queridos hijos, en este momento, no piensen sólo en el resto de su cuerpo, sino también busquen tiempo para el alma, hijitos. Que el Espíritu Santo te hable en silencio y permita que te convierta y te cambie. Yo estoy con ustedes y, ante Dios, intercedo por cada uno de ustedes. Gracias por responder a mi llamada. "

Mensaje del 25 de agosto de 2006

“Queridos hijos, incluso hoy los invito a rezar, rezar, rezar. Solo en la oración estarás cerca de mí y de mi Hijo y verás lo corta que es esta vida. En tu corazón nacerá el deseo por el Cielo. La alegría comenzará a reinar en tu corazón y la oración fluirá como un río. En tus palabras solo habrá acción de gracias para Dios porque Él te creó y el deseo de santidad se hará realidad para ti. Gracias por responder a mi llamada. "

Mensaje del 25 de septiembre de 2006

“Queridos hijos! Incluso hoy estoy con ustedes y los invito a todos a una conversión total. Hijitos, tomen su propia decisión por Dios y encontrarán en Dios la paz que su corazón busca. Imita la vida de los santos y deja que te sirvan de ejemplo; y te estimularé mientras el Todopoderoso me permita estar contigo. Gracias por responder a mi llamada. "

Mensaje del 25 de octubre de 2006

“Queridos hijos, hoy el Señor me ha permitido volver a decirles que están viviendo un tiempo de gracia. No se dan cuenta, hijitos, que Dios les da una gran oportunidad para convertirse y vivir en paz y amor. Estás tan ciego y apegado a las cosas terrenales, y piensas en la vida terrenal. Dios me envió para guiarte a la vida eterna. Yo, hijitos, no estoy cansado aunque vea vuestro corazón pesado y cansado hacia todo lo que es gracia y don. Gracias por responder a mi llamada. "

Mensaje del 25 de noviembre de 2006

“Queridos hijos, incluso hoy los invito: recen, recen, recen. Hijitos, cuando oran están cerca de Dios y Él les da el deseo de la eternidad. Este es el momento en que puedes hablar más de Dios y hacer más por Dios. Por tanto, hijitos, no se resistan y permitan que Él los guíe, los cambie y entre en su vida. Recuerda que eres un viajero en el camino de la eternidad. Por tanto, hijitos, permitan que Dios los guíe como un pastor a su rebaño. Gracias por responder a mi llamada. "

Mensaje del 25 de diciembre de 2006

“Queridos hijos, aun hoy les traigo al Jesús recién nacido en mis brazos. El que es el Rey del cielo y de la tierra, es tu paz. Hijitos, nadie puede darles la paz como Él, que es el Rey de paz. Por tanto, adórenle en su corazón, elíjanle y tendrán gozo en él. Él te bendecirá con su bendición de paz. Gracias por responder a mi llamada. "